Material Design, el diseño que poco a poco llega a todo producto de Google

Hace ya casi 5 años desde el anuncio de Google en el congreso I/O de 2014, donde se dio a conocer Material Design, el lenguaje de diseño con el que Google avanzaba las famosas “Cards” para dar un aspecto a todos sus productos.

Desde Android 5.0, Google ha ido poco a poco implementado este aspecto en sus aplicaciones móviles, así como en las webs a las que estamos acostumbrados a usar.

Uno de los cambios más recientes ha sido en las aplicaciones del paquete ofimático que nos ofrece, Google Docs.

En dicho lenguaje, contamos con numerosos efectos, así como estar formado por superficies y bordes que “podemos tocar”.

Se trata de un intento de Google para poder hacer de forma homogénea tanto la web como las aplicaciones móviles, consiguiendo que el aspecto no varíe según la plataforma donde estemos, consiguiendo un aspecto muy moderno, pero a la vez muy técnico y avanzado.

Otro de los productos que recientemente ha ido teniendo apariciones de Material Design es el sistema operativo Chrome OS, consiguiendo así tener un aspecto similar entre Android, web y Chrome OS, facilitando a los usuarios una posible migración al sistema de Google.

Antiguamente, antes de Material Design, el sistema de diseño de Android era Holo, pero, la necesidad de poder trasladarlo a las diferentes plataformas, hizo que apareciera este nuevo diseño por parte de Google.

En él, los objetos que componen el interfaz realizan una función durante un tiempo limitado y en una posición determinada, además, manteniendo aspectos de la realidad como que no se puedan atravesar los unos a los otros, siendo lo más parecido a la realidad como objetos físicos.

Por medio de las luces y sombras se da importancia al foco de la escena, lo que nos permite tener una pantalla adornada, pero a la vez muy clara para no distraer nuestra atención fuera de donde el diseñador quiere que miremos. Por ejemplo, la sombra hará que un objeto esté encima de otro, haciendo que nuestra cabeza se centre en el que está encima, ya que, se entiende que es prioritario sobre el otro.

Además, por medio de las animaciones, se realizan las llamadas de atención del usuario, para que mire al objeto o al lado que queremos que lo haga, consiguiendo así que siga los pasos lógicos de una aplicación o web.

Al margen de la estética, que se muestra muy atractiva, Material Design tiene como punto fuerte el hecho de que es multiplataforma, por lo que podemos tener el mismo aspecto de una interfaz en cualquier dispositivo que soporte dicho lenguaje, incluso, fuera de Android.

Al tener todos los elementos unas proporciones determinadas, podemos ver como Material Design se ve igual (solo que más grande o pequeño) en cualquier tamaño de pantalla, algo que lo hace muy atractivo a programadores que no tendrán que pelearse con las numerosas pantallas y resoluciones del mercado para tener un producto listo para todas las plataformas.

Sin duda, fue una importante apuesta por parte de Google que finalmente parece estar dando sus frutos en la actualidad, ya que, casi todos los proyectos importantes de Google han adaptado su diseño a este lenguaje, consiguiendo una remodelada imagen, además de una importante portabilidad para poder usarlo en cualquier dispositivo, sobretodo ahora que Google centra sus esfuerzos en el “Mobile first” como indice de rastreo.

Si estáis interesados en conocer más detalles del lenguaje de Google Material Design, podéis visitar la web oficial que os ponemos aquí, donde además de conocer los detalles del lenguaje veréis más ejemplos de los expuestos aquí.

Un gran avance para el mundo de la usabilidad tanto móvil como en cualquier dispositivo y una tendencia a usar en nuestras aplicaciones para conseguir tener una interfaz igual en cualquier dispositivo de los futuros usuarios.