¿Qué son las PWA Progressive Web Application?

Quizá hayas oído hablar sobre las PWA o las Progressive Web Application, una tecnología que viene de la mano de Google y que quiere acelerar las webs, además de convertirlas en las aplicaciones del futuro.

Hasta hace relativamente poco, ha existido una importante duda en el mundo de la programación web sobre la tecnología a adoptar para hacer que las webs fueran más rápidas, por un lado teníamos AMP y por otro PWA.

Ambas tecnologías son diferentes entre sí, pero cuyo objetivo es reducir los tiempos de carga y hacer que la experiencia del usuario sea lo mejor posible para evitar incrementar el porcetaje de rebote así como incrementar el tiempo de visita en nuestra web.

La tecnología AMP se basaba en un tipo de plantilla de documentos con los que se generaban los ficheros a mostrar a los navegadores, reduciendo significativamente la carga, pero, limitando en gran medida el contenido de la página a ser más estático que lo que estamos acostumbrados actualmente.

Las Progressive Web Applications van mucho más allá, ya que se trata de un conjunto de tecnologías que interactuan con el navegador del usuarios, de una forma totalmente transparente que le permite realizar tiempos de carga en algunas ocasiones mucho menores que incluso con AMP.

Además, ya no estamos limitados a que el contenido de la página esté escrito con una estructura fija, sino que nos permite un contenido totalmente dinámico, algo que permite la adopción de PWA en webs enfocadas al ecommerce.

Dentro de las características que podemos obtener por usar PWA, tenemos la posibilidad de instalar en el Launcher de nuestro smartphone por lo que pasa a convertirse en una aplicación de cara al cliente.

También es posible hacer uso de las notificaciones push, no son algo exclusivo de estas aplicaciones pero poseen una tasa alta de clicks, haciendo volver a muchos clientes a nuestra web.

Otra de las características más llamativas, sobretodo, por el hecho de que nos permiten una navegación mucho más rápida es la caché preventiva, es decir, el navegador recibe instrucciones por parte de la web de las páginas que debe cargar de antemano para poder adelantarse a los movimientos del usuario, de esta forma, cuando el usuario decide hacer click en alguno de los enlaces, la web ya está cargada y la carga es instantánea, y, el usuario no ha tenido que hacer nada.

Tanto las tecnologías AMP como PWA son tecnologías que nos ayudan a poder mejorar la experiencia de nuestros visitantes y lo que consigue un incremento en el tiempo que pasan dentro de la web, subiendo, a su vez, nuestro posicionamiento SEO.

Google ha sido defensor de estas tecnologías, por lo que es más que recomendable seguir sus consejos, ya que, recordemos que es el buscador dominante en España y por tanto nuestro posicionamiento en su buscador es crítico para tener éxito o fracaso en nuestro proyecto.

En resumen, la tecnología PWA (Progressive Web Application) la tendremos presente, más aun de lo que ya está y con la que numerosas webs han conseguido mejorar su tráfico de una forma importante, como es el caso de Aliexpress, donde según informaron tras la implementación de esta tecnología, aumentando un 104% de nuevos usuarios, un incremento del 82% en la conversión de los dispositivos iOS, el doble de páginas visitadas con cualquiera de los navegadores soportados y un aumento del 74% en el tiempo dedicado en cada sesión.

Podemos pensar que se trata de un aumento no muy significativo, pero si tomamos los datos de Aliexpress, estaremos hablando de un aumento de millones de euros, además de que si Google nos beneficia en nuestro posicionamiento, el aumento irá a más conforme nuestra web se estabilice en los resultados de búsqueda.

Sin duda, tenemos que mirar esta tecnología como algo del presente en lugar de algo del futuro, porque nuestro posicionamiento es crucial y necesitaremos mejorar todo lo posible la velocidad de nuestra web con el fin de poder escalar a los primeros puestos del buscador, donde se reparte todo el tráfico de las búsquedas a día de hoy.