Los lenguajes web más usados

Si estás interesado en el mundo de internet te habrás preguntado alguna vez cómo se crean las páginas web. En este artículo te hablaré de qué lenguajes y procesos intervienen desde que el usuario pone una dirección en su navegador hasta que navega por la web. ¡Empezamos!

¿Cómo funciona internet?

Internet no es más que un sistema de protocolos que permiten la comunicación ente dos o más puntos por medio de la transmisión de datos. El protocolo más utilizado por la gente de a pie es el HTTP, que es el que se utiliza para las páginas web.

En este tipo de conexiones existe siempre una parte que actua de servidor y otra de cliente. El cliente solicita un recurso al servidor (la página web) y éste procesa la petición y la sirve. La forma de servirlo es normalmente un fichero de texto codificado en HTML, CSS y Javascript, y es el navegador del cliente el que se encarga de presentarlo de forma legible y elegante al usuario.

Vamos a analizar un poco más qué tipo de lenguajes intervienen en todo este proceso para que sepas exactamente cuál es el rol de cada uno.

Lenguaje HTML

Este es el más frecuente y el único necesario al 100%. HTML no es un lenguaje de programación, sino que es un lenguaje de etiquetado. Los elementos se agrupan dentro de etiquetas que el navegador interpreta para colocarlos y dibujarlos según convenga. Puedes ver el código HTML de una página web pulsando CTRL+U en tu navegador Firefox o Chrome.

ejemplo de código html web
Código HTML de la web Walkiriaapps.com

Con el tiempo, como todos los lenguajes, ha ido evolucionando y actualmente la versión es HTML5, que incluye muchísimas mejoras y posibilidades para tu web. En este enlace puedes leer más acerca de la importancia del html5 en el mundo tecnológico.

Lenguaje CSS

El CSS es un lenguaje de diseño gráfico que se utiliza para dar estilos a los componentes del HTML. Como particularidad hay que decir de él que es un lenguaje de esquema de cascada de prioridades, con lo que se pueden definir reglas de estilo generales para unos elementos comunes y luego sobreescribirlas para elementos concretos.

En su última versión, CSS3, incluye un amplio abanico de posibilidades como animaciones y funcionalidades avanzadas.

Es común también someter a estos ficheros a lo que se denomina “minificación”, que reduce los espacios en blanco y los saltos de línea para comprimir el peso del fichero todo lo posible y reducir los tiempos de descarga para agilizar el proceso de renderizado de cara al usuario.

Ejemplo de código CSS minificado en Walkiriaapps.com

Javascript

Al contrario de sus dos predecesores, Javascript SÍ es un lenguaje de programación. Entre sus particularidades destaca que es un lenguaje interpretado, lo que quiere decir que se ejecuta sin compilarse y en el navegador del cliente. Esto significa que la carga computacional de las operaciones no afecta al servidor, sino al cliente.

Javascript es el lenguaje que da dinamismo a la web: permite la modificación del código en tiempo real, para modificar las funcionalidades según convenga; también es capaz de realizar peticiones a servidores para descargar información actualizada en pantalla.

Es muy común verlo “incrustado” en el código HTML de la página con las etiquetas <script> y </script>.

Fragmento de código Javascript en la web WalkiriaApps.com

El lenguaje es tan común e importante que existen varios frameworks que contienen código ya preparado para utilizarse sin tener que desarrollarse de cero: jQuery, Vue, ReactJS,…

PHP

Este lenguaje es importante ya que tiene muchas librerías orientadas a la creación de sitios web. Es capaz de conectar a bases de datos con gran rapidez para crear los ficheros HTML adecuados.

Se utiliza ampliamente a lo largo de toda la web, ya que es la base de los famosos entornos WordPress, Prestashop, Magento, etc.

Otros lenguajes web

El mundo tecnológico avanza a un ritmo frenético en el que constantemente aparecen nuevos métodos y tecnologías para generar sitios web. Siempre se intenta innovar para crear entornos más rápidos, más ligeros o más personalizables para las empresas. Sin embargo, los lenguajes que he presentado aquí son la base de todo sitio web. Casi todo lo novedoso se fundamenta en capas que tienen como pilar fundamental el código HTML, que es el que el navegador es capaz de interpretar.

En internet podrás encontrar multitud de cursos y recursos para aprender estos lenguajes y poder desarrollar tus propios proyectos web. ¿Te atreves a dar el paso?